Crustáceos,

moluscos,

mariscos,

azules,

de pincho,

al vapor,

marinados,

en tartar,

brasa…

Un acertado

punto de cocción

otorga unas texturas

perfectas a cada pescado.